viernes, 21 de marzo de 2008

Dante y Argullol

Ayer Rafael Argullol nos daba toda una lección de animación a la lectura. En un espléndido artículo, invitaba a los lectores a un espectacular viaje de Semana Santa; nada menos que recorrer el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso de la mando de Dante. ¿Puede ofrecer algo mejor algún tour operador?.

Si Dante tardó tres días (viernes y sábado santos y domingo de resurrección) en hacer su viaje, también podemos nosotros ocupar estos días en recorrer respectivamente el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso.

Argullol nos recomienda dotarnos de espíritu viajero; no hacer caso de alegorías, ni de notas eruditas a pie de página. Ir al texto mismo y dejarnos llevar por sus imágenes: el bosque lleno de fieras acechantes lo es de verdad, Virgilio es un maestro, y Beatriz la mujer deseada; somos viajeros, nada más, abiertos a la aventura y a lo desconocido.

Para alegría de Argullol, los hombres que habitan los tres mundos no son muy diferentes de nosotros; exhiben sus miserias, como la gente normal con la que compartimos nuestra vida. Y también para la tranquilidad de todos, el Paraíso no es el aburrido lugar en el que reina una calma metafísica, sino una especie de Ágora celestial, donde Dante habla con las personas que allí habitan igual que lo haría en la tierra.

Ésta es una opción que recomendamos para aquellos que aman los viajes sobre el papel. Algún día alguien caerá en la cuenta de que las bibliotecas forman parte de la oferta de ocio de la ciudad, y tendrán un horario razonable. Podremos entonces tomarlas como punto de partida, como un no lugar semejante a la estación, el aeropuerto o el cine, un principio que pueda convertirse en todos los lugares.

Cuando el lunes vuelva a abrirse la biblioteca, tal vez a alguien le apetezca saborear a Dante.

1 comentario:

María Jesús Lamora dijo...

Gracias por las recomendaciones.