martes, 15 de abril de 2008

Así me hice poeta


One day I went to Calcutta city.
Suddenly a guy asked me
“Hey kid, who are you?”
Then I told him
“I’m a poet.”
The guy said,
“But you sweep train floors”
I said, “I do sweep floors, But on my own, I’ve become a poet.”

Bijuy Das

Un hombre se acercó a un niño en Calcuta y le preguntó quien era: “ Soy un poeta”- respondió el niño- , a lo que el hombre extrañado le contestó, “¿pero si limpias los vagones del tren?”, el niño respondió que sí, que era cierto, pero a la vez pensó para sí: “y así me hice poeta”.

Un grupo de alumnos de la facultad ha organizado un concurso de poesía para celebrar la primavera:


Nosotros tenemos también nuestra propuesta: hacer un renga en el que quepan, como en la primavera: viento, lluvia, sol, insectos, hojas, flores, hierba, nubes...

Un renga está compuesto por breves poemas encadenados, que los antiguos japoneses componían en común. Las reglas del renga son complejas, pero nosotros tampoco queremos normas ni ataduras.

Sólo hay que dejarse inspirar por la primavera, e intentar relacionar el poema con el anterior de forma implícita o explícita, como si contestáramos el mensaje de un amigo.
Y para comenzar, un haiku:


Tras el trabajo
Soledad de la lluvia,
Tarde vacía


6 comentarios:

Julian Martinez dijo...

Lluvia de abril
La amapola tiene
mucho carmín

Tiburcio Samsa dijo...

abiaAlas mojadas
a la abeja le cuesta
levantar el vuelo

Anónimo dijo...

Deseos de Abril,
De amapolas y lirios
Zumban las calles

Sukopa

Anónimo dijo...

Es primavera.
Detrás de las espinas
claman las rosas

Un profesor

Anónimo dijo...

Tras las espinas la "anexi",
en griego,
ambos, resurección y primavera.
Volver a ver
rosas y horizontes

Orestes

Anónimo dijo...

(*) "Haiku" amoroso-primaveral portugués (fuera de concurso)


LA DANZA DEL AMOR

Oh madre, ya es el día:
al baile iría
de amor.

Oh madre alabada,
me voy a la danza
de amor.

Al baile me iría
que hay en la Villa
de amor

Me voy a la danza
que hay en la casa
de amor.

Que hay en la villa
de quien pretendía
mi amor.

Que hay en la casa
de aquel que amaba
de amor.

De quien me quería:
y me llamarán hermosa
de amor.

De aquel que yo amaba:
y me llamarán jurada
de amor

Rey Dionisio de Portugal
(1261-1325)